Una pequeña casa donde desconectas del mundo



Esta pequeña casa es totalmente automatizada , es controlada remotamente desde el teléfono móvil e incluso el expendedor de cerveza . Según a contado el dueño de la casa , le costó 50.000$ y más de 3.000 horas en crearla . Funciona completamente gracias a las placas solares incorporadas en la parte de arriba .


Su creador también ha implementado un “modo zombie” activado por voz, que impedirá que ningún muerto viviente, o no tan muerto, acceda a la vivienda. Y en caso de desastre, en el tejado hay celdas solares ultra-eficientes que permiten hacer funcionar todo el interior.



Compartir en Google Plus

Sobre Juan Green

0 comentarios:

Publicar un comentario